8.6.12

QUESO FRESCO

Comencemos con el PAP del queso fresco:

Para ello necesitamos:

Unos moldes de queso fresco, que no son los mismos que para elaborar otro tipo de queso, cloruro cálcico, termómetro y cuajo. Todo esto se puede comprar en  Laboratorios Arroyo en la calle Primero de Mayo, en Santander.  http://www.laboratoriosarroyo.com/  

El cuajo también se puede comprar en una farmacia (debe de guardarse en nevera) y el termómetro en una comercial de material de laboratorio.






Vamos con la leche: 

Debe ser FRESCA, no vale la que compramos en brik. 
En Santander la puedes encontrar en la casa del yogur, a 0,75 € el litro si llevas la botella. Hay una en la calle Cádiz y otra en la calle Burgos.



Esto que veis debajo es una cabañita donde te dispensan leche fresca a 1,00 € el litro. Hay unas cuantas repartidas por la ciudad y también por algún que otro pueblo de la región. Los mismos ganaderos, cansados de recibir una miseria por la leche, han montado estos chiringuitos que están causando furor entre los turistas.


 O Puedes tener la suerte de tener un vecino cuyo tío tiene una vaquería y que todas las semanas me tiene la garrafa preparada.

 

Y nos ponemos a ello:  Primero, colar la leche, como la mía viene directamente de la vaquería, es recomendable.


Segundo:  Esterilizarla. Este punto es muy importante. La leche tiene que alcanzar los 72 grados. Nunca hervirla porque si no, no os va a cuajar. Yo lo hago al baño maría para que no se pegue al recipiente.
Si os dais cuenta, este proceso no lo hago en la placa de la cocina. Sólo tuve que oir un crak para quitarlo de allí en un pis pas. Es mucho el peso que tiene que soportar.


 
Así que, cuando alcance 72 grados, ponéis la perola en la pila del fregadero llena de agua fresca para que la temperatura baje lo antes posible a 34 grados. Como el agua se irá calentando, vais renovándola con agua fresca.


 
Ahora llega el momento de ir con los potingues:  Primero el cuajo, para los 5 litros de leche que yo utilizo, se echa un tapón generoso de cuajo y removéis bien la leche.



Después le llega el turno al cloruro cálcico, aunque en el bote pone otra cantidad, después de hacer muchas pruebas, yo echo 5 ml. como veis lo echo en el tapón y lo mido con una jeringuilla.


 Volvéis a revolver y llega el momento del reposo tranquilo. Tapáis la perola y a esperar.







Cuando hayan pasado dos horas, con un cuchillo hacéis un pequeño corte para ver cómo está la cuajada. Mas o menos tiene que tener la misma consistencia que la cuajada que se compra en el super.



Es hora de cortarla. Con el mismo cuchillo váis pasándolo, una y otra vez con movimientos suaves sobre la cuajada hasta que tenga el tamaño que véis en la foto de más abajo.





Llegados a este punto, y antes de rellenar los moldes, saláis el producto a gusto. No os digo cantidades porque según mi familia siempre me quedo corta. 
Yo lo hago encima de la pila y lo voy poniendo a escurrir como véis.






Para poder guardarlo en la nevera mientras sigue escurriendo se me ocurrió poner un plato del revés sobre una batea. Al día siguiente (acordaros de ir escurriendo el suero) ya podréis comerlo. 



Este es el resultado. Con 5 litros de leche salen, mas o menos, 1,250 gr. de queso. Uyyy...se me está haciendo la boca agua...ñam, ñam....


Para todas aquellas que tengáis preguntas que hacer las contestaré en el mismo comentario que contenga la pregunta.  Aquí estoy para ayudaros encantada.






Muchos kisses y beijinhos.

Mercedes  ♥



17 comentarios :

  1. ¡¡que ricoooo!!!, si yo no fuese una absoluta inutil en la cocina, lo haría porque lo explicas fenomenal, pero sé a ciencia cierta que estropearía todos los ingredientes sin lograr nada jejeje.un besito.maria

    ResponderEliminar
  2. Ainsssssssss...Mercedes que pinta, debe estar riquísimo, con esa mareria prima!!
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta el queso en todas sus variantes y esta receta tuya tiene una pinta estupenda. Muchas gracias por las explicaciones y las fotos, ha quedado todo muy claro.
    Por cierto, el reloj es muy bonito, me gusta mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Tiene unas pintas deliciosas (aunque a mi el queso fresco...)pero yo no tengo tanta paciencia, la verdad. Ahora, me han encantado el reloj y el mantel con puntilla.

    ResponderEliminar
  5. Tiene que estar muy bueno.... porque hacerlo parece todo un arte!!!! Lástima que vivimos con un océano de separación, que sino me voy ahora mismo a comer ese queso contigo... jejejjeej
    Cariños gigantes... Sandra

    ResponderEliminar
  6. jooo que buena pinta y que bien explicado Mercedes!!, intentaré hacerlo porque me gusta el queso de todas las maneras, pero con este y además casero te puedes morir de riiicooo!!! este verano voy a visitar Santander asi que me tienes que hacer uno! jajaja es broma, bueno que voy si...el reloj a punto de cruz es precioso
    un besazo!

    ResponderEliminar
  7. Hola Mercedes!
    Gracias por este estupendo tutorial,me encantan los lácteos y dan ganas de ponerse ya manos a la obra,pero en Murcia las vaquerias han ido desapareciendo y es difícil encontrar leche natural.
    De todas formas muchas gracias.

    ResponderEliminar
  8. Que pinta, me encantaria hacerlo, pero lo de encontrar leche fresca va a ser dificil.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Hola Mercedes!
    Que pasada de paso a paso nos has preparado, si no hacemos queso será por que no queremos que bien explicado si que está. Seguro que sabe mejor, gracias amiga.
    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  10. Hola Mercedes soy Chary, te doy las gracias por tus comentarios, me alegra que te guste lo que hago, yo también me quedo en tu blog, el ganchillo me encanta aunque no lo sepa hacer pero disfruto viéndolo. Besos y hasta pronto.

    Chary.

    ResponderEliminar
  11. Menudo trabajo y lo rico que ha de estar...

    el reloj es tamb una maravilla!
    besos de lunes
    eljardindemiduende

    ResponderEliminar
  12. uuuooooo mercedes que pinta!!! traspasaria la pantalla,,a mi me encanta el queso fresco,,asi que me voy a poner manos a la obra ya mismo,,lo has explicado super bien! Me a echo mucha gracia lo de los chiringuitos de leche,,a mi me me encanta la leche,,me la bebo como el agua,,voy a la nevera y siempre voy a la leche a echar unos tragos,jajaja!un beso guapa!

    ResponderEliminar
  13. mercedes, me ha entrado ganas de comer según leía el proceso, muy buena pinta, y muy buen tutorial.

    ResponderEliminar
  14. Que interesante,muy bien explicado y tiene una pinta genial Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. oye, no se me había ocurrido, creo que lo voy a hacer, ya te contaré! tengo tantas cosas que hacer de tu blog, jejeje
    besos guapi
    Creame y mas

    ResponderEliminar
  16. por cierto, no lleva sal?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si. En uno de los pasos pone lo de la sal, es justo antes de rellenar los moldes.
      Bss.

      Eliminar